Parashah Noaj – en Español

Shalom! These were translated by Tatiana Viquez Brenes from my Culture of Torah series.  I am very grateful for her help with translation and I pray you enjoy!

Parashah Noach

Juicio & Gracia


Génesis 6:9 - 11:32

¿Cómo podría un Di-s amoroso permitir tal caos y sufrimiento en el mundo hoy en día? Muchas personas usan hoy este argumento como prueba que no hay Di-s. Otros han regresado a la Biblia y leen la historia de la destrucción de casi toda la humanidad en el Diluvio y determinan que el Dios de la Biblia en un significado, es un Di-s vengativo a aquellos que se rehúsan a servir. Sin embargo, los antiguos Israelitas que salieron de Egipto (oyeron la misma historia y escogen seguir este Di-s que causó la Inundación), al desierto y eventualmente a la Tierra llena con grandes y poderosos ejércitos. La pregunta debería ser, “¿Cómo entendió el antiguo Israel la narrativa del Diluvio?”    

Mientras muchos arqueológicos bíblicos han buscado y buscado la localización del arca de Noé y otras evidencias del diluvio universal, la mejor evidencia de la historicidad de la inundación viene de los escritos grabados de otras naciones del antiguo Medio Oriente. Historias como las Epopeyas de Gilgamesh y de Atrahasis dicen la historia de una gran inundación que borró la mayoría de humanidad y mientras ellas son muy diferentes de la historia Bíblica, ellos proveen evidencia que el Diluvio realmente ocurrió. Si el Diluvio fuera un simple mito de Israel, esperaríamos que solo Israel escribiera acerca de tal evento. Como sea, si un diluvio universal realmente ocurrió como la Biblia reclama, deberíamos esperar variaciones de la historia que han permeado la mayoría, si no todas, las culturas. La investigación ha encontrado que hay historias de diluvio en la antigua Sumeria, antigua Babilonia, antiguo Egipto, múltiples culturas de África, India, China, Corea, la cultura indígena Hawaiina, así como también las culturas Nativas Americanas en ambos Norte y Suramérica. Claramente tenemos evidencia que un diluvio universal ocurrió y que es importante para nosotros investigar lo que los Israelitas hubieran sabido acerca del Diluvio de otras culturas contemporáneas y luego compararlo con el relato Bíblico con el fin de discernir lo que Di-s está tratando de elevar en la versión de la Biblia, así como lo hicimos con la cuenta de la creación. En la Acadia Epopeya de Atrahasis (siglo 18th AEC), la razón por la que el dios Enlil desencadenó la inundación fue que la “tierra se amplió, las personas se hicieron numerosas y la tierra rugió como toros salvajes. El dios fue perturbado por su alboroto. (Enlil) escucho su clamor y dijo a los grandes dioses: “Opresivo se ha convertido el clamor de la humanidad. Por su alboroto impiden el sueño” (Pritchard, 104). La idea que los dioses duerman, en realidad, se burló en la Biblia cuando Elías se burla de los profetas de Ba´al y les incita a gritar fuerte porque talvez Ba´al está “dormido y debe ser despertado” (1 Reyes 18:27). La razón de la Epopeya de Atrahasis es en directa oposición al razonamiento de YHWH para la inundación: “La tierra se corrompió delante de ha´Elohim; la tierra estaba llena de injusticia. Cuando Elohim vio cuan corrompida estaba la tierra, porque toda persona se había corrompido en su conducta sobre la tierra, Elohim le dijo a Noaj:”He determinado poner fin a todos los humanos, porque la tierra está llena de injusticia por culpa de ellos: los voy a destruir con la tierra”. (Gen 6:11-13).

Comparando estos dos relatos de la lógica detrás del Diluvio es muy revelador. La Biblia habla de la razón de las acciones de Di-s, siendo que la violencia cancerosa de la humanidad ha alcanzado un  nivel donde la única cosa que queda por hacer es destruir absolutamente ese cáncer y comenzar de nuevo. Di-s ha dotado a la humanidad con libertad de elección, y ese regalo permanece incluso cuando tomamos decisiones horribles. En Génesis 4, Di-s claramente vio la intención de Caín de asesinar a su hermano, pero sin intervenir y detenerlo, EL simplemente informo a Caín que  su enojo iba a llevarlo al pecado y que Caín se enseñorearía sobre este deseo de pecado.
Di-s nos pide hacer lo mismo hoy día; que no nos llevemos por nuestros deseos básicos practicando el auto control. Noten que el pecado de Caín no solo afecta a Caín propiamente, también causa el fin de otra vida humana, sufrimiento a sus padres, y la humanidad completa que ahora sabe lo terrible de un acto de asesinato. Este es un simple principio de realidad: el pecado de una persona tiene efecto dominó que causa problemas en las vidas de otras personas y en el ambiente alrededor. Nosotros no vivimos en un ambiente libre de consecuencias como muchos en América liberal hoy tratan de fingir, en el mundo real el pecado de una persona infecta a otros y replica como una enfermedad contagiosa. Di-s nos da esta libertad de elección porque EL desea un pueblo que lo ame a EL y la humanidad solo puede amar verdaderamente a Di-s si se le está dando la opción de no amar a Di-s. Sin embargo Di-s no establece límites en esta libertad de elección, por eso los efectos cancerosos del pecado no abruman a toda la humanidad. Esto es por qué el Diluvio es necesario, para “toda carne se ha corrompido en sus propios caminos”; los límites fueron excedidos y Di-s tuvo que intervenir y poner un alto al comportamiento canceroso de la humanidad a través de la destrucción total. Sin embargo, vemos que el método de Di-s de quitar no es un disparo de rayos laser desde el cielo para matar solo al individuo malo, EL da rienda suelta a SU juicio en la misma manera que un cirujano hace a un brazo que está infectado, va más allá del punto de salvar; cortando todo el brazo con el fin de salvar el resto del cuerpo. Mientras que algunos pensadores “iluminados” de hoy consideren esto como cruel, en realidad esto es un regalo de misericordia y gracia porque sin dicha metodología, la infección podría resurgir rápidamente (solo mire el intento fallido de Estados Unidos de cortar la infección en Irak que resultó en una infección más mortífera conocida como ISIS). La Epopeya de Atrahasis, en cambio, habla del dios Enlil decidiendo que hay muchas personas en la tierra (suena familiar?) y que ellos están creando mucho
contaminación sónica y esto está causando que Enlil tenga dificultad para dormir. No hay preocupación por cortar una infección cancerígena de inmoralidad, comportamiento pecaminoso para proteger a la humanidad, sino que es apaciguar a un dios irritado. Entonces, ¿Cuál es el mensaje cultural del antiguo Israel? Es que nuestro Di-s no es egoísta, una deidad impersonal; EL responde a nuestra obediencia y nuestra desobediencia y actúa para preservarnos incluso si talvez no entendamos o estemos de acuerdo con SUS métodos.

La epopeya de Gilgamesh (siglo 22 BCE, desde Ur) ofrece una vista similar de los dioses como la epopeya de Atrahasis. Después de una inundación de seis días causada por Enlil en la que “todos los hombres habían vuelto a la arcilla”, el hombre inmortal Utnapishtim quien había sido advertido por el dios principal Ea a construir un bote para salvarse a sí mismo, ofrece sacrificios a los dioses así como Noah ofrece holocausto a Di-s después que el desembarco del arca. En la epopeya de Gilgamesh, los dioses responden al sacrificio en la siguiente manera: “Los dioses olieron el sabor, los dioses olieron el dulce sabor, los dioses se atestaron como moscas sobre el sacrificador” (Pritchard, 94-95). Dado que hubieron seis días de inundación, los dioses no habían sido alimentados por humanos en una semana y entonces ellos estaban muy hambrientos y por lo tanto irritados y de mal humor. Entonces, Utnapishtim ofrece sacrificio con el fin de alimentar los dioses y por lo tanto apaciguar el enojo de los dioses. Los dioses son luego comparados con moscas hambrientas por su próxima comida, lo que implica la dependencia de los dioses en la humanidad para su sustento. Las Escrituras no ofrecen una explicación por qué Noé construye un altar y ofreció sacrificio animal como holocausto porque asume que el lector está familiarizado con el propósito de la ofrenda quemada. Nosotros podemos ver más claramente la función de la ofrenda quemada en 1 Reyes 18 con el enfrentamiento entre Elías y los profetas de Ba´al. En el versículo 36-38 leemos la oración de Elías, “YHWH, Di-s de Abraham, Isaac, e Israel, permite que se sepa hoy que Tu eres el Di-s en Israel…. respóndeme para que este pueblo reconozca que tú, YHWH, eres Di-s…. entonces cayo un fuego de YHWH y consumió la ofrenda quemada. El resultado de este enfrentamiento es que la lluvia regreso a Israel, implicando que Di-s bendijo y por lo tanto su presencia había regresado. Entonces el holocausto hace la función de llamar la presencia de Di-s a la tierra así como en la epopeya de Gilgamesh, sin embargo no es porque YHWH este hambriento, es por SU Honor (el “conocimiento” público de Di-s) y por el establecimiento de SU autoridad sobre la tierra y las personas. Basado en esto, las implicaciones culturales para la diferencia entre el sacrificio de la Epopeya de Gilgamesh y el relato Bíblico es que YHWH no depende de los humanos para sostenerlo, somos nosotros los que dependemos de EL. Por eso el aroma agradable del sacrificio le pide a Di-s que haga una promesa para nunca destruir la humanidad de nuevo y que “mientras dure la tierra, siembra y cosecha, frio y calor, verano e invierno, día y noche no han de faltar” (Gen 8:22); en otras palabras, que YHWH te asegurar que las necesidades básicas de la humanidad siempre se proveerán. Esto es un cambio de paradigma para el pueblo que creció en una cultura que creyó que los humanos fueron creados para servir las necesidades de los dioses. Nosotros servimos a Di-s quien nos sirve, así como Yeshua vino a servir y no a ser servido! YHWH graciosamente nos protege y provee para nosotros porque somos especiales para EL y EL nos ama, no porque EL necesita un poco de mano de obra barata.

Reference & Further Study

James Bennett Pritchard, ed., The Ancient Near Eastern Texts Relating to the Old Testament, 3rd ed. with Supplement. (Princeton: Princeton University Press, 1969)

Leave a Reply