Parashah Chayei Sarah – en Español

Shalom! These were translated by Tatiana Viquez Brenes from my Culture of Torah series.  I am very grateful for her help with translation and I pray you enjoy!

Parashah Chayei Sarah
Negociaciones Astutas

Genesis 23:1 - 25:18

¿Te has preguntado por qué el relato de la negociación de Abraham por una parcela/tumba familiar fue incluido en la Biblia? Era muy caro producir un rollo escrito en el antiguo Medio Oriente así que solo las cosas más importantes debían ser escritas en un rollo. Esto significa que debe haber algo muy importante sucediendo cuando Abraham adquirió una pequeña parcela de tierra que talvez perdemos porque estamos muy lejos de la cultura Biblica. Las primeras palabras de Abraham a los hijos de Het nos llevan al por qué este versículo es tan importante, “Extranjero y forastero soy entre ustedes…”(Gen 23:4). En la última porción de Torah fuimos introducidos a Lot siendo un “extranjero” en Sodoma y, por este estatus social, era inaceptable para él actuar como “juez” (Gen 19:9). La palabra hebrea shofet, usualmente traducida como “juez”, no carga el mismo significado como entendemos la función de ser juez hoy día. No tenemos que ver más allá de las historias en el libro de Jueces para darnos cuenta de esto. En el antiguo Medio Oriente, un shofet era una persona que restauraba orden y paz. Un individuo emitía un veredicto para restaurar el orden y la paz pero también lo hace un líder que derrota los enemigos que están oprimiendo a una nación. Esta función es muy similar a como un rey establece justicia y rectitud, comúnmente usado hendíadis [1] en el antiguo Medio Oriente refiriéndose al establecimiento de leyes para proteger al débil, los males económicos y castigar a los opresores. De hecho, el shofet era el que llevaba a cabo la rectitud y justicia en nombre del rey! En Génesis 18:19, Abraham y sus herederos fueron encargados con llevar a cabo la rectitud y justicia del Rey del Universo, YHWH. Esto significa que Abraham y sus herederos habían sido comisionados por YHWH para ser Sus shoftim (jueces) sobre la tierra para llevar adelante Su rectitud y justicia; Su orden y paz! Recuerde que Pablo nos dice que “si ustedes son de Mesías Rey, entonces ustedes son semilla de Abraham y herederos de acuerdo a la promesa” (Gálatas 3:29). Pablo entendió el concepto de que somos shoftim de YHWH en 1 Corintios 6 donde él amonesta a los creyentes por tomar disputas ante jueces no creyentes, declarando que los Corintios deben ser muy conscientes del hecho que los santos juzgaran al mundo e incluso juzgaran a los ángeles. Si nosotros entendemos el concepto hebreo del papel y función que era un shofet, se hace evidente que nuestro “juzgar” del mundo significa que es nuestro deber restaurar paz y orden a través de traer por delante la rectitud y justicia de YHWH.

¿Qué tiene que ver eso con nuestra porción de Torah? Todo! El termino hebreo ger, traducido como “extraño” o “extranjero” no es solo un título descriptivo, era un término legal usado para hablar del estatus/situación de una persona. Los extranjeros eran personas generalmente de una tierra diferente y no poseían ninguna tierra en el país en el que ellos estaban residiendo. Sin un estatus social que viene con ser dueño de una tierra, ellos no tenían la misma protección legal como los ciudadanos propietarios de tierra y era a menudo el tema de opresión. Algunos reyes incluso prohibían a los extranjeros a adquirir tierra permanente de sus países. Significativo para nuestra historia, los extranjeros también eran prohibidos a actuar como jueces en las puertas de la ciudad donde las decisiones legales eran hechas y se establecían las políticas. Aunque incluso Abraham era un hombre poderoso en la tierra de Canaán, él todavía era considerado un extranjero, por lo tanto era incapaz de influenciar las leyes de la tierra. ¿Cómo pudo Abraham llevar a cabo su mandato de Génesis 18:19 si él no tenía capacidad para influenciar las leyes de la tierra? Él tuvo que adquirir de alguna manera permanente, la propiedad heredable. Este hecho es muy importante para nosotros entender en la narración de Génesis 23.

Abraham es aparentemente consciente de las dificultades que enfrentara en el intento de conseguir la propiedad de la tierra, y por eso se acerca astutamente a los hijos de Het, quienes están sentados a las puertas de la ciudad, presentando el problema: Sara ha muerto y porque él es extraño y residente temporal, él no es dueño de ninguna tierra en cual enterrar a su amada esposa. Él se está presentando a sí mismo como siendo oprimido por las circunstancias y buscando a los shoftim para mediar un trato entre él y Efron (quien esta aparentemente sentado justo ahí escuchando) para que él pueda comprar una tierra. Note que ambos, los hijos de Het y Efron intentan darle a Abraham la tierra gratis. ¿Por qué Abraham no toma la tierra? Cuando Abraham ofrece dar el precio completo del campo, Efron intenta astutamente contra, diciendo “cuatrocientos shekels, que es eso entre tú y yo” es decir, trayendo a Abraham a pagar un precio más bajo por la tierra. Abraham rechaza esto dando a Efron el precio completo por la tierra. ¿Por qué Abraham rechazaría ambos, una oferta de tierra gratis y luego rechazar una oferta para comprar la tierra a un precio rebajado? Un problema con recibir la tierra como un regalo es que la aceptación de tal como regalo crearía una deuda de gratitud por Abraham, por lo tanto poniéndolo a él en la posición de cliente de Efron. Esto es por qué en Génesis 14:21-24 Abraham ha rechazado la oferta del rey de Sodoma permitiendo a Abraham quedarse con todas las posesiones que él ha rescatado de Quedorlaomer y los reyes quienes estaban con él; así que él no vendría a ser cliente del rey de Sodoma. Más importante aún es el hecho de que recibir la tierra como un regalo (diferente de una concesión de la tierra de un rey) o pagar un precio menor por la propiedad no se habría asegurado los derechos hereditarios de la tierra. Esto significaría que el status social de Abraham no se elevaría a un punto donde él y sus descendientes podrían actuar como shoftim y también significa que cuando Efron muriera, sus hijos podrían reclamar la tierra de Abraham y su familia. En el texto hebreo, esto es evidente lo que Abraham específicamente solicita ahuzat-qeber (literalmente “propiedad de un lugar de enterramiento”) en Génesis 23:4 [2]. El termino ahuzah, “propiedad” también aparece en Num 27:4, Lev 25:41, Jos 21:12, 2 Cro 31:1, y donde sea donde claramente es en referencia a propiedad de heredad.

Cuando examinamos este versículo a través de los lentes culturales, podemos ver cuán importante este trato entre Abraham y Efron realmente era. Asegurar propiedad heredable que está más allá de reclamar requiere que el precio completo sea pagado y es solo a través de la adquisición de esta tierra que el estatus social de Abraham podía elevarse al punto donde él podría influenciar las leyes de la tierra para así establecer la rectitud y justicia de YHWH. Miles de años después, Pablo escribe a los creyentes en Corinto y les advierte que ellos han sido comprados con un precio, por lo que ellos deben usar sus cuerpos para honrar a Di-s y no convertirse en esclavos de hombre (1 Corintios 6:20, 7:23). Yeshua nos ha redimido; él nos ha comprado a un precio alto lo que significa que estamos más allá de la redención de regreso a nuestro antiguo maestro. Nos hemos convertido en sirvientes de Yeshua y también en herederos de Abraham, por lo tanto se nos han sido dados los estatus legales y la comisión de convertirnos en shoftim, no para causar opresión y caos a través de lo que creemos es juzgar a los demás, sino para restaurar paz y orden a través de juzgar de acuerdo a la rectitud y juicio de YHWH.

Notas finales

[1] Hendíadis - Expresión de un solo concepto mediante dos nombres coordinados, como en siento faltarme alegría y vida por alegría de vivir. Real Academia Europea

[2] Raymond Westbrook, Propiedad y la Familia en Ley Biblica, vol. 113, revista para el Estudio del Viejo Testamento Supplemento Series (Sheffield: Sheffield Academic Press, 1991), 29.

Otras lecturas

Raymond Westbrook, Propiedad y la Familia en Ley Biblica, vol. 113, revista para el Estudio del Viejo Testamento Supplemento Series (Sheffield: Sheffield Academic Press, 1991).

Leave a Reply